Trámites legales (III): Una boda en la playa

¿Quieres casarte en la playa? ¡Ojo a la tramitación de permisos!

 

Al llegar el buen tiempo las bodas aumentan y muchas parejas deciden casarse en la playa. Con el olor a sal, el rumor de las olas y la brisa del mar durante una puesta de sol. Con colores cálidos y armoniosos sintiendo la calidez de la arena entre los dedos de los pies pero… no todo es tan sencillo ni tan idílico.

 

Poder realizar una boda en la playa depende de La Dirección General para la sostenibilidad de la Costa y del Mar. El artículo 32.1 de la Ley 22/88, de 28 de julio, de la Demarcación de Costas dice así:

“únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para realizar aquellas actividades o colocar instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación”.

 

Por tanto, al no ser una actividad natural del dominio marítimo-terrestre y que deba realizarse necesariamente en la playa, no se autorizan. Sin embargo, ésto no quiere decir que no se puedan solicitar los permisos necesarios para ello.

 

Para ello debéis acudir al Ayuntamiento que corresponda y en caso de que fuera posible (no todos lo permiten), os informarán de la tramitación pertinente. Prepara un documento con el espacio que necesitarías y una lista de invitados ya que de este modo podrán remitirte a quien corresponda.

 

Si tras las averiguaciones correspondientes no fuera posible celebrar vuestro enlace no os preocupéis porque existen diferentes opciones:

 

  • Hoteles
  • Restaurantes
  • Beach clubs

 

Todos disponen de playa privada con diferentes infraestructuras ideadas para diferentes celebraciones. Por lo que que será más sencillo poder organizarla ahí e incluso celebrar el banquete en el mismo lugar, lo que os permitirá disfrutar aún más si cabe de vuestro enlace.

Contáctanos

Pregúntanos cualquier duda y te responderemos lo antes posible :)